lunes, 20 de noviembre de 2017

170.10* DANIEL DÍAZ . RETRATOS C. C. MONCLOA-ARAVACA, Plaza de Moncloa, 1. Madrid



“Es un cazador de pieles”, dice de este artista, en feliz alegoría, su homónimo y colega en el arte, Daniel González Gil, en el catálogo de presentación de esta muestra, que se exhibe, bajo el título de “Retratos”, en el Centro Cultural de Moncloa-Aravaca, de Madrid.

169.09* ENRIQUE SÁNCHEZ COLLADO . MIRADAS . C. C. NICOLÁS SALMERÓN. Mantuano, 51. Madrid




El pintor Enrique Sánchez Collado, (Villa del Río, Córdoba, 1974), acumula en su persona mucho conocimiento sobre la pintura universal y un talento innato para el ejercicio de este arte.

168.07* MANUEL DE GRACIA . ANSORENA . GALERÍA DE ARTE . Alcalá, 52.Madrid




Este académico correspondiente de la Real Academia de las Bellas Artes y de las Ciencias Históricas de Toledo, es un pintor hecho a sí mismo. Un artista con personalidad incuestionable en su obra.

167.06* SOLEDAD FERNÁNDEZ . HOMENAJE A VAN DER WEYDEN . ATENEO DE MADRID. Prado, 21. Madrid.





Dice de si misma, esta sólida artista y veraz pintora, cual es Soledad Fernández, (Madrid, 1949), que “su herencia es la tradición de un determinado realismo que proviene de Velázquez y del Siglo de Oro” y que su tema principal es el cuerpo humano, - especialmente el cuerpo femenino, puntualizamos-, mediante “una aproximación realista y naturista del mismo, aunque impregnada de un fuerte simbolismo heredado del Romanticismo”.

lunes, 29 de mayo de 2017

166.05** LA REVOLUCIÓN IMPRESIONISTA. IV.- EL POSTIMPRESIONISMO Y LOS FAUVES


                                                                 Tolouse-Lautrec


LA REVOLUCIÓN IMPRESIONISTA
IV.- EL POSTIMPRESIONISMO Y LOS FAUVES

IV. 1.- EL POSTIMPRESIONISMO

La crítica y la ensayística  actuales identifican al postimpresionismo con el periodo en el que  Cézanne, Van Gogh, Gauguin y Toulouse- Lautrec realizaron, tras sus respectivas experiencias impresionistas, sus obras, las cuales tienen, como características comunes, la sustitución de la sensación de fugacidad formal de la pintura impresionista, por la solidez de las composiciones y el abandono de la estricta adhesión al naturalismo, que se sustituye por la expresión acentuada del motivo, introduciendo en la pintura una dimensión emocional, que carecía  de precedentes. Dicho lo cual y dentro de este marco común, es evidente que cada autor presenta unas singularidades marcadamente diferenciales en sus expresiones plásticas y en sus aportaciones a la modernidad, pues nunca actuaron como grupo o movimiento.

165. 04** LA REVOLUCIÓN IMPRESIONISTA. III.- EL NEOIMPRESIONISMO Y LOS NABI




LA REVOLUCIÓN IMPRESIONISTA
III.- EL NEOIMPRESIONISMO Y LOS NABIS

III. 1.- LA CRISIS DEL IMPRESIONISMO

En la década de 1870 el impresionismo alcanza el cenit de su apogeo en la aceptación de la crítica y el público.

En 1886 se celebra la octava y última exposición del grupo impresionista en la sala de exposiciones del marchante Durand-Ruel. En ella se ponen abierta y totalmente de manifiesto las desavenencias estratégicas, estilísticas y aún políticas que venían produciéndose dentro del seno de estos artistas. De hecho, en esta última exposición, ninguno de sus componentes principales, salvo Degas, Pissarro y Morisot, estuvo presente y, sin embargo, invitados por Pissarro, participaron artistas tales como Gauguin, Seurat, Signac o Redon, que iniciaban entonces el camino hacia el arte nuevo.

viernes, 26 de mayo de 2017

164.03** LA REVOLUCIÓN IMPRESIONISTA. II.- EL IMPRESIONISMO



                                                                    Edouard Manet

LA REVOLUCIÓN IMPRESIONISTA
II.- EL IMPRESIONISMO

A lo largo de las ocho míticas exposiciones que realizó el grupo de pintores impresionistas entre 1874 y 1886, la concepción tradicional de la pintura sufre una transformación radical e histórica.

Cuando en 1886 se celebró la octava y última muestra en la galería del marchante Paul Durand-Ruel, los críticos y el público comienzan a asimilar las novedades estilísticas, inicialmente escandalosas y rechazadas, que aportan estos pintores impresionistas, que ya comienzan a gozar de cierta fama y notoriedad y buena fama.